Aseguradora

Una aseguradora funge como un intermediario financiero capaz de proporcionar una protección ante un riesgo a las personas; está protección está condicionada al pago de una cuota mensual, llamada prima, que debe realizar el asegurado. Para determinar el precio de la mensualidad, la compañía calcula el costo promedio del riesgo que se está asegurando.

La actividad principal de una aseguradora se basa en brindar el servicio de seguridad a personas físicas o morales, y funciona de la siguiente manera: reúnen una cantidad de dinero proveniente de las cuotas que pagan los asegurados, esto les permite hacerle frente a los siniestros que se vayan presentando, de tal forma que pueden indemnizar a las personas que hayan sufrido alguna pérdida de su patrimonio, sin poner en riesgo su negocio.

Este modelo de negocio es conocido como mutualidad y consiste en solidarizar a varias personas expuestas a un mismo riesgo, de esta manera, el siniestro es absorbido en conjunto y es posible compensar los riesgos individuales para el asegurador.

Las aseguradoras suelen vender intangibles dirigidos a cubrir distintas necesidades del mercado, algunas de los productos más comunes que podemos encontrar dentro de sus servicios son: seguros para autos, seguros de gastos médicos, seguros empresariales y seguros educativos.

Una de las  funciones más importantes de las compañías aseguradoras es la prevención; si bien, un seguro no va a poder evitar una pérdida patrimonial o de salud, pero contar con él va a permitir a los beneficiarios tener los recursos necesarios para poder afrontar cualquier tipo de imprevisto que se presente.

Crédito: SiSeguros

  Siseguros
 
Siseguros