Seguros de vida

Los seguros de vida representan un respaldo económico, ya sea para el asegurado mismo o para sus hijos, cónyuge o cualquier persona que él decida nombrar beneficiario. Existen diferentes tipos de seguros de vida, cada uno enfocado en cubrir las distintas necesidades de los usuarios.

Cada compañía aseguradora puede ofrecer distintos tipos de paquetes y coberturas en seguros de vida; elegir el adecuado podría resultar confuso y tomar una decisión incorrecta, podría generar gastos excesivos y no cubrir las especificaciones del cliente.

Seguros de vida, principales tipos:

Seguro en caso de sobrevivencia: El asegurado, quien en este caso también suele ser el beneficiario, recibirá la suma pactada con la aseguradora, en caso de seguir viviendo en una fecha previamente establecida en el contrato.

De este tipo de seguro, se desprenden las siguientes divisiones: seguro de capital diferido, seguro de renta vitalicia inmediata, seguro de renta diferida, seguro de capitalización y seguro de Jubilación.

También existen otros tipos diferentes, en caso de que el asegurado fallezca, ya sea por una causa natural o accidental, los beneficiarios recibirán la suma que haya sido pactada con la compañía aseguradora.

Seguro de vida entera: se paga el monto de la suma, sin importar la fecha de fallecimiento del asegurado.

Seguro temporal: La suma asegurada es pagada cuando muere el asegurado, siempre y cuando ocurra antes del plazo de duración del seguro; si sobrevive el seguro de cancela y la aseguradora retiene las primas.

Seguro de deudores: La aseguradora se compromete a liquidar los créditos del asegurado que estén contemplados en la póliza.

De orfandad: Si el asegurado tiene hijos menores de 18 años, que dependan económicamente de él, la aseguradora se compromete a cubrir una pensión temporal.

No obstante existen otros tipos de coberturas, estos son los más comunes. El tipo que sea contratado, depende enteramente de las necesidades así como posibilidades económicas y, aunque el tema puede no resultar tan agradable, pensar en el futuro de la familia, siempre resulta más importante.


Crédito: SiSeguros

  Siseguros
 
Siseguros